El sexo en la pareja y el paso del tiempo

25 de Noviembre del 2014

La sexualidad es una cualidad humana que nos motiva a buscar afecto, ternura, comunicación, contacto físico. Es un valor que requiere potenciarse, desarrollarse, cultivarse a lo largo de toda nuestra vida. Sin embargo, muchas personas viven su sexualidad como algo estático, siempre igual, sin cambios ni enriquecimiento.
La sexualidad es una cualidad humana que nos motiva a buscar afecto, ternura, comunicación, contacto físico. Es un valor que requiere potenciarse, desarrollarse, cultivarse a lo largo de toda nuestra vida. Sin embargo, muchas personas viven su sexualidad como algo estático, siempre igual, sin cambios ni enriquecimiento.

No se trata en estos casos de culparse, ni de cargar de reproches o descalificaciones a nuestra pareja. Esto hace que nos sintamos ofendidos y con mala disposición para arreglar las dificultades.

También tenemos etapas en las que nuestro deseo sexual es más fuerte y estamos más receptivos a mantener relaciones sexuales. Son oscilaciones normales y, pasado un tiempo, recuperamos nuestro ritmo sexual. El problema sucede cuando la falta de deseo (o inapetencia sexual) es persistente y se instala en nuestra intimidad.
Sucede que la novedad sexual se torna menos potente como estímulo erótico con el paso del tiempo. Por esta razón, la pareja debe esforzarse en mantener una sexualidad rica y variada, basada en la comunicación erótica y la confianza mutua. La experiencia y el aprendizaje sexual derivan en un mayor conocimiento de los deseos, gustos y preferencias de los amantes.
Mantener relaciones sexuales satisfactorias a lo largo del tiempo, no es algo que se improvisa sino que es producto de la dedicación y esfuerzo de la pareja. La sexualidad implica comunicación, exploración corporal mutua, confianza, complicidad. Ninguno de estos factores se debe dar por supuesto, es necesario dedicar tiempo para desarrollarlos con la pareja.

LO OPTIMO ES:

LO QUE ESTA MUY CLARO ES QUE:

El aburrimiento y la rutina son dos de los mayores enemigos de la relación sexual. Por eso es justamente el tiempo,
la dedicación y la participación activa de los dos miembros de la pareja, lo que no debe faltar.
¡Hasta la próxima!

Margarita Baumann

PARA AGENDAR UNA ENTREVISTA PERSONALIZADA

Registre su perfil
ver más