Margarita Baumann, de la agencia matrimonial For Ever, cuenta: “las solteras que, alrededor de los 40, están muy decididas, pero ven que es muy difícil armar un proyecto de pareja a largo plazo, primero intentan ser mamás por inseminación artificial y después buscan tranquilas”.
Margarita Baumann, de la agencia casamentera, lanza una franca observación sobre qué les pasa a los corazones masculinos solitarios: “Cuando son exitosos, como tienen sus temas domésticos organizados, ¿no necesitan una mujer en casa!”.
Baumann hizo una investigación: entrevistó a 18 hombres y a 18 mujeres que le pidieron ayuda: pagan por el servicio, son profesionales y no tienen problemas de vínculos. Sin embargo… “Es evidente el cambio de valores. Todos, a pesar de estar en una consultora, manifiestaron que la prioridad de su vida es la autorrealización. ¿Y dentro de la autorrealización no figura la pareja! Hablan de hacer un posgrado, cambiar el auto, comprarse un departamento. El segundo objetivo: juntar dinero. El tercero está relacionado con la imagen: ir al gimnasio, estar flacos. Y una relación no nace por simple atracción física. El tsunami tiene que estar, pero después viene todo lo demás”.